Idiomas

MANDALA DESTINO ©

Nuestra alma viene a cumplir un propósito. Las manos de Dios, símbolo eslavo representa su omnipresencia. El nudo infinito nos recuerda que todo en el universo está relacionado. Somos arquitectos de nuestro destino pero hay que aprender a ver las señales que el universo siempre nos envía y hacerle caso a la intuición para que se nos abran los caminos y podamos cumplir con nuestro destino. Estamos unidos con un hilo rojo a las personas que tenemos que conocer y que nos ayudarán de cierto modo en este camino; el nudo celta representa el amor y la unión de mente, cuerpo y espíritu para que al encontrar nuestro destino, regresemos a la fuente universal representada por Hunab Ku, símbolo maya para la unidad, el equilibrio, la plenitud y el universo. “Lo que está destinado a suceder... siempre encontrará una forma única, mágica y maravillosa para manifestarse”